Los jóvenes necesitamos Biblia

Image for post
Image for post
Imagen de juan116.org

No sé cuándo ni cómo pasó, pero la iglesia evangélica nos ha hecho un daño tremendo a todos los jóvenes. Hemos sido privados de la leche espiritual no adulterada, que es la Palabra de Dios, y hemos sido alimentados con comida chatarra una y otra vez. Los líderes y pastores deberían saber que el día que decidieron reemplazar la doctrina por los campamentos, la sencillez por las luces de neón, y la verdadera adoración centrada en Dios por canciones que nos dicen que todo lo podemos en Cristo (haciendo violencia al texto bíblico) y nos hacen saltar de emoción, estaban siendo desobedientes al Señor y a su mandato de cuidar la grey de Dios. El resultado es evidente, pues tenemos creyentes poco o nada comprometidos con Cristo y Su iglesia.

Me gusta siempre hacer esta pequeña comparación: los creyentes que ahora están en las edades de 35 a 50 años, en la década de los 90’s tenían más o menos las edades de los jóvenes que ahora se reúnen en las iglesias. Sin embargo, cuando hacemos un simple examen de conocimiento básico de la Biblia, o cuando buscamos seguir su ejemplo de piedad, los resultados y las opciones son desalentadores. Esto, por supuesto, no es culpa de ellos principalmente, sino de sus pastores y líderes que no les enseñaron bíblicamente.

Muy a menudo, se acusa a los jóvenes de ser inmaduros en la fe, de ser conflictivos y de no respetar los compromisos que adquieren. Sin embargo, muy pocas veces se hace un examen de la dieta con la cual se alimentan nuestras almas.

Afortunadamente, Dios está trabajando en América Latina, y aunque estamos rodeados de toda clase de falsos maestros, algunos jóvenes nos hemos cansado del pragmatismo y queremos que se nos enseñe la Biblia. Hay una razón fuerte por la que creo esta es la mejor solución: es bíblica, y por lo tanto verdadera, y por lo tanto apremiante.

Sólo la Biblia nos hace vivir para la gloria de Dios

¿Cómo puede el joven limpiar su camino?
¡Obedeciendo tu palabra!

Salmos 119:9 RVC

Sabemos que debemos ser santos, porque el Señor es santo, pero muchas veces no sabemos de dónde extraer lo que necesitamos para cumplir esa orden del Señor. Cuando eso sucede, prestamos atención a las experiencias y consejos de los demás, y terminamos más confundidos de lo que empezamos. Por si fuera poco, en el afán de agradar a Dios hacemos un montón de cosas que no deberíamos. Y todo eso sucede porque ignoramos que Dios es claro en cuanto a cómo podemos vivir para Su gloria.

Por tanto, los jóvenes necesitamos la Biblia. Ya no queremos tips. No queremos conciertos. No queremos espectáculos teatrales. No queremos más luces en la iglesia. No queremos más fiestas y campamentos sin sentido. No queremos libros de superación personal, ni queremos perseguir nuestros sueños. Hemos descubierto que eso no llena el vacío que hay en nosotros, y tampoco nos hace vivir para la gloria del Señor. Queremos que se nos enseñe quién es el Dios de la Biblia. Queremos saber cómo, de qué y para qué fuimos salvos. Queremos saber si la Biblia es solamente un montón de datos, o si de verdad cambia la vida de las personas. Queremos la Biblia y nada más. Por favor.

Written by

Me he mudado a vidateocentrica.com

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store